Entradas

Yo pago = yo merezco

Esta semana el trabajo fue totalmente personal, recapitulamos sobre nuestra vida y los sucesos importante que han ayudado a formarnos del modo que somos. Por ello no hablaré propiamente sobre las reflexiones que surgieron en base a eso.  Decidí que esta semana les hablaré sobre como la tecnología nos hace sentir mejore que otros. Este fin de semana salí de vacaciones y me toco presenciar el mayor despliegue de estupidez humana existente. 
El escenario es el siguiente. Imagina el típico tráfico en carretera de regreso a la ciudad. Una carretera de un carril para cada sentido y terrecería a un lado. El carril de regreso completamente parado y el carril de ida completamente vacío, pasaba algún carro esporádicamente. Como era de esperarse un mexicano promedio con complejo de dios decide que como el compró una camioneta muy cara pues él es mejor que los demás y decide cruzar el carril de sentido contrario, pasarse a la terracería y rebasar a todos los plebeyos cuyos coches no podían pasar po…

¿Yo controlo mi presencia online?

Imagen
Esta semana y también la anterior hablamos sobre el Internet y sus orígenes,. Realmente nunca me había puesto a analizar los objetivos que podrían tener los creadores del Internet simplemente lo consideraba como algo que existe porque hay compañías que crean dispositivos para conectar en la red que conocemos como Internet. En realidad fueron múltiples empresas y naciones que finalmente por cosas del destino decidieron que la red fuera un estándar abierto.
Gracias al dios de la tecnología que la red que en un origen era cerrada se estandarizó y se hizo accesible a todo el mundo!! El haber creado una red de tal magnitud genero un impacto inimaginable en el mundo, intento pintar la imagen de un mundo sin Internet en el 2017 y lo único que veo es un mundo tecnológicamente estancado. Si te pones a pensarlo todos progresos que han surgido en la última década la mayoría van enfocados al uso del Internet. 
¿Que sería de una computadora sin Internet? Para la mayoría de la gente no sería más q…

♬♫♪ Un tenedor chiquitito quería volar... ♪♫♬

Esta semana tocó reflexionar sobre como los inventos y herramientas que los humanos desarrollamos implican una transformación mutua. El utensilio que utilizamos como ejemplo fue el tenedor, dentro de la historia del tenedor nos encontramos con que su uso en un inicio se persisvía como algo de mal gusto y su adopción tardo siglos en extenderse al punto en que ahora se encuentra. A pesar de haber sido una lectura sin mucho chiste el tenedor me sirvió para contrastar la sociedad del siglo XVII contra la que vivimos hoy. 
La mayor diferencia, y de la que creo que se desprenden todas las demás, es que en esa época la mayor autoridad ética y moral era la religión. Particularmente la iglesia católica, el organismo con el proceso de transformación más lento de la historia, era el que mandaba costumbres y tecnologías válidas para la época, muchas veces condenando tecnología que no era 100% del agrado de los párrocos de la época. Para el tenedor, al igual que muchos otros dispositivos, la infl…

Presentación

Imagen
Ha llegado el horrible momento de presentarse frente a todo el mundo. El momento en que se pierde la privacidad y comienzas a figurar en un lugar al que cualquier persona puede acceder en cualquier momento.   
😨😨😨😨😨😨😨😨😨😨😨😨😨😨😨😨😨😨😨😨😨😨😨😨😨😨😨😨😨
Muy bien, una vez expresado el horror de tener un blog es momento de presentarse. Mi nombre es Andrés, un estudiante común y corriente, que lo único que quiere es pasar todas sus materias y por fin ,después de 4 largos años, graduarse de la carrera de ingeniería electrónica. Como una imagen dice más que mil palabras los dejo con una foto fiel a mi persona tomada hace unos instantes. Bueno tal vez no sea una foto, pero creo que si me representa muy bien. No porque me comporte como un perrito juguetón todo el tiempo, si no más bien porque me agradan los perros* y vivir la vida relajada como lo hacen ellos; sin preocuparme por cosas o situaciones que están fuera de mi control. 
Ahora si es momento de poner lo que se me pid…